Preliminares by Félix Molina

Imagen tomada de Pixabay

Es la misma sensación, siempre. Resulta que tomo el colectivo más directo, enfilo las grandes avenidas y el calor porteño, aguardo con la caña ardorosa en las cercanías del cinematógrafo, adquiero la infalible bolsa de maíz inflado y me siento en la butaca roma, de respaldar siempre demasiado cómodo. Las parejas empiezan a rondar, a encaminarse hacia los espacios menos transitados, entre la urgencia del deseo y la costumbre del amor. Las viejitas se producen irremediablemente, siempre con esa pose de desinterés, a medias entre la obligada inspección de un imaginado y obsoleto departamento de censura y la remota posibilidad de pertenecer a la familia del dueño de la sala. Avanzan como mastodontes los grupos de pibes, normalmente tardíos, cuando todo está ya a punto de empezar, y en el gesto llevan la mueca de los que nos perdonan la vida, a pesar de las molestias ocasionadas por las piernas frecuentes, ya dispuestas para el espectáculo.

A veces una niñita sonríe en la primera fila, desatendida por los padres, verdaderos espectadores —la niña es cascarón de huevo y sólo acierta a sentarse donde le venga en gana—. Pero es la señal inequívoca de la inminencia, del comienzo final. Empiezan con anuncios y trailers, primero de mercerías contiguas y cafés cercanos. Todavía soporto, entre murmullos de aprobación, el nuevo anuncio de la cocacola y la media docena de escenas arrebatadas a películas próximas —pero ya es imposible, este sudor—. Un pálpito más y la película definitiva, títulos de crédito que inician el desfile, la más absoluta oscuridad, el más guardado silencio y yo que no aguanto más, que agarro mi cartón de palomitas y atravieso la araña indignada y expectante de piernas y toses acusadoras, que me mudo a otra sala, donde todo vuelva a estar otra vez a punto de comenzar.

Félix Molina. Escritor (Sevilla, 1975)

Se licenció en Filología Inglesa en la Universidad de Sevilla. Es traductor y traductor literario. En sus años universitarios fundó con sus compañeros y compañeras el Círculo de Traducción, que publicó la primera revista literaria de traducción del país, Hermes. Ha publicado reseñas, fundamentalmente de literatura inglesa y norteamericana, en Diario de Sevilla y El Correo de Andalucía (suplemento literario Umbrales). En 2013 comienza a publicar el blog fm|al (félix molina | arte y literatura). Autor de tres series de Contemas (un proyecto de desarrollo orgánico, a través de la vida, de la prosa poética) y Los malditos poetas (un poemario casi contra la poesía). En preparación están dos poemarios más (Museo de bellas artes y Un incierto sentido), dos libros de relatos (Sagradas escrituras y Relatos prepositivos) y alguna que otra obsesión (Casi la paz). Entre 2019 y 2020 publicó en Masticadores el folletín Poe no ha muerto.

Blog: félix molina | arte y literatura (wordpress.com)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s